Respeto, un valor que nos identifica

«Respetamos a los demás y nuestro entorno», además de ser uno de nuestros valores más preciados, es el pilar sobre el cual construimos nuestras operaciones diarias, pues impregna cada aspecto de nuestra organización y define cómo nos relacionamos con nuestros colegas, socios, comunidades y el entorno en el que operamos. En esta nota, Antonio De Faria, nuestro director Industrial, nos comenta sobre la importancia de este valor y cómo lo aplicamos en nuestra vida empresarial cotidiana.

En Corporación AG, podemos decir que es la base para una buena convivencia, tanto a nivel empresarial como a nivel personal. Es una habilidad social que da paso a otras virtudes, como la tolerancia, también vital para el trabajo en equipo. «Respeto es uno de los valores morales más importantes del ser humano, pues es fundamental para la armoniosa interacción social. Conlleva a comprender al otro, a valorar sus intereses, ideas y necesidades», nos comenta.

Cuando tratamos a otros cómo te gustaría que te trataran, representa la máxima expresión de cómo debemos de llevarnos en el día a día. Ser respetuoso con todos los stakeholders, socios de negocios, es una habilidad extremadamente válida, saber tratar a todos con respeto es fundamental y es un arte.

Un valor que se materializa con nuestras acciones

Si bien el respeto es algo intangible, lo cierto es que este logra materializarse cuando se honran los compromisos. Con nuestros clientes al entregar los productos en tiempo, cantidad y calidad es una actitud de respeto. Lo mismo con los proveedores, con negociaciones respetuosas y cumpliendo con los pagos, todo para mantener la integridad de las relaciones.

El valor del respeto también incluye a nuestros colaboradores, es crucial subrayar que es un principio que no hace distinciones. Valoramos y tratamos a todas las personas con equidad y dignidad, esto no solo promueve un ambiente inclusivo y armonioso en nuestros espacios de trabajo, sino que también enriquece nuestras perspectivas y fomenta la innovación.

Creemos en la diversidad como una fortaleza que nutre nuestra empresa, comprendiendo los deseos y fortalezas de cada uno de nuestros colaboradores para promover el desarrollo meritocrático y entregando lo mejor como corporación.

La cero tolerancia a la discriminación es otra piedra angular de nuestro enfoque. No permitimos ningún tipo de discriminación o acoso en nuestra empresa. Implementamos políticas y procedimientos claros para abordar cualquier preocupación relacionada con este tema y asegurarnos de que se tomen medidas apropiadas.

El respeto como un activo de la empresa

El principal beneficio de generar un clima de respeto da como resultado ambientes respetuosos y más productivos, creativos y estimulantes, sin el desgaste de un ambiente conflictivo e irrespetuoso. Al aplicar este valor en nuestras operaciones diarias, también enfocamos nuestra atención en el desarrollo de buenas prácticas.

Esto implica seguir estándares éticos y profesionales elevados en todo momento. Cumplimos con nuestras responsabilidades corporativas y sociales, actuando con transparencia y honestidad en todas nuestras interacciones. Nuestro compromiso es construir relaciones basadas en la confianza mutua.

Respeto a las personas y al medio ambiente

Otro ejemplo destacado de cómo encarnamos este valor es a través del respeto al medio ambiente y los entornos en los que operamos. Implementamos prácticas sostenibles en nuestra cadena de suministro y operaciones, reduciendo nuestro consumo de recursos naturales y fomentando la reutilización y el reciclaje. Además, apoyamos iniciativas comunitarias que promueven la conservación del medio ambiente y la educación ambiental.

«El medio ambiente es otra dimensión del negocio, y toma una relevancia cada vez más importante por la sostenibilidad de manera más amplia, y de nuestros ecosistemas de una manera más local. Es decir, debemos minimizar los impactos, y buscar el desarrollo económico y social. Eso se concretiza en las decisiones que se toman día a día, de qué proveedores y socios queremos tener; cuáles tecnologías podemos utilizar y qué impactos estamos generando en nuestros procesos y cómo lo estamos mitigando», destacó De Faria.

En Corporación AG, mantener relaciones responsables y respetuosas es un valor y como tal no es negociable, es algo que ha trascendido generaciones y hoy lo replicamos para honrar la memoria y legado de nuestro fundador, don José Luis Gabriel, quien enseñó con su ejemplo, la integridad y el respeto para todos.