Gestión del agua: 10 consejos para el consumo responsable

El agua es un recurso vital para la vida en nuestro planeta, y su gestión eficiente y consumo responsable son fundamentales para garantizar su disponibilidad a largo plazo.

En Corporación AG, reconocemos la importancia del cuidado del recurso hídrico como una responsabilidad de todos y estamos fuertemente comprometidos con el cuidado y la optimización de su uso en todas nuestras actividades.

Como líderes en la industria del acero, impulsamos una cultura de uso responsable del agua en el sector al implementar sistemas de recirculación de agua en todos nuestros procesos productivos.

Además, contamos con una planta de tratamiento de aguas residuales que durante el 2023 nos permitirá tratar el 100% de las aguas servidas para su reutilización, reforzando nuestro compromiso con la gestión eficiente de su uso.

Una responsabilidad de todos

¡Tú también puedes contribuir al cuidado del agua! A continuación, te presentamos 10 consejos prácticos que pueden ayudar a promover una gestión responsable del agua en el hogar y en la comunidad.

  1. Reparar las fugas: Un goteo constante puede desperdiciar una cantidad significativa de agua. Es importante reparar cualquier fuga de agua en grifos, tuberías y sistemas de riego para evitar el desperdicio innecesario.
  2. Utilizar dispositivos eficientes: Optar por electrodomésticos y dispositivos que sean eficientes en el uso del agua, como lavadoras y lavavajillas de bajo consumo, puede reducir considerablemente el consumo de agua en el hogar.
  3. Cerrar los grifos adecuadamente: Al lavarse los dientes, enjabonarse las manos o lavar platos, es importante cerrar el grifo cuando no se esté utilizando. Esto puede ahorrar una gran cantidad de agua a lo largo del tiempo.
  4. Recolectar agua de lluvia: Instalar sistemas de recolección de agua de lluvia, como barriles o tanques, permite aprovechar este recurso natural para regar plantas y jardines, reduciendo la necesidad de utilizar agua potable.
  5. Regar con moderación: Evitar el riego excesivo de jardines y plantas, y regar durante las horas más frescas del día para minimizar la evaporación del agua. El uso de sistemas de riego por goteo también puede ser una opción más eficiente.
  6. Reutilizar el agua: El agua utilizada para lavar frutas y verduras o para enjuagar platos y utensilios puede reutilizarse para regar plantas en lugar de desecharla.
  7. Tomar duchas cortas: Reducir la duración de las duchas puede ahorrar una cantidad significativa de agua. Cerrar el grifo mientras te enjabonas también es una forma sencilla de reducir el consumo.
  8. Programar los consumos: Cuando se programan consumos, como por ejemplo la lavandería o el lavado del auto. Estos no deben ser diarios sino espaciados. Es importante vigilar que el nivel de llenado de la lavadora coincida con la carga. Evitar el uso de manguera para el lavado del vehículo pues esto tiende a generar desperdicio de agua fresca.
  9. Educación y conciencia: Compartir información sobre la importancia de la gestión eficiente del agua con familiares, amigos y comunidades puede crear conciencia y fomentar prácticas responsables en el consumo de agua.
  10. Promover políticas y regulaciones: Apoyar políticas y regulaciones que fomenten la gestión sostenible del agua y el uso responsable de este recurso vital.

La gestión eficiente del agua y el consumo responsable son esenciales para preservar este recurso limitado. Siguiendo estos consejos y aprendiendo de las prácticas responsables como las que estamos orgullosos de impulsar en Corporación AG, podemos contribuir a un uso responsable del agua y asegurar su disponibilidad para las generaciones futuras.

Cada acción cuenta, ¡seamos parte del cambio hacia una gestión sostenible del agua!